Web personal

lunes, 2 de julio de 2012

Volando con el Garrapinos en el claroscuro del bosque

Si hay un ave más difícil de pillar en vuelo y que quede bien es el pequeñajo del Carbonero garrapinos. Es un habitante habitual de nuestros pinares, que nos alegra con sus inquietos movimientos y sus gorgojeos. En esta primavera hemos pasado una tarde en compañía de una familia de estos preciosos duendecillos del bosque en sus idas y venidas mientras daban de comer a sus hambrientos y diminutos pollos.

Trabajar entre el juego de sombras y luces, dentro de la espesura del bosque, intentando parar en vuelo a este pajarillo, que no saliera cortado, con buena pose, nítido y con algo de tono de color (no hay que olvidar que es una ave con colores grises, blancos y negros) nos ha sido de los trabajos en alta velocidad más complicados.

Aquí os mostramos algunas de las fotos que más nos han gustado:








Muchas gracias amigos por vuestros comentarios.

Hasta la próxima,


6 comentarios:

  1. Pues a pesar de las dificultades, os han quedado unas fotos magníficas. En la última, más que volar, parece que está flotando en el aire.Le habéis cogido el "truquillo" a la alta velocidad y os salen obras maestras.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Enhorabuena por la entrada, se nota el buen hacer y dedicación que le ponéis, saludos.

    ResponderEliminar
  3. Esto si que es congelar una imagen....son fantásticas.
    Gracias por mostrárnoslas.

    ResponderEliminar
  4. Muy buenas fotografias.

    Sois unos "maquinas" en la técnica de alta velocidad, seguir asi.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Una magnifica serie,estos son de los mas abundantes y tengo poquisimas fotos,y es que me ponen de los nervios,cada vez que le tiro se va pa otro lado.vosotros lo habeis conseguido con una calidad tremenda y al vuelo...Felicidades un saludo amigos

    ResponderEliminar