Web personal

lunes, 17 de enero de 2011

Atardecer en la charca de las grullas

A veces ese hada madrina caprichosa de los fotógrafos de naturaleza te echa una mano cuando todo parece perdido ante un mal día de fotos con toda la mala suerte del mundo en contra. Ocurre pocas veces, pero algunas si que ocurre, y eso pasó el domingo pasado en las llanuras húmedas de Gallocanta. Allí nos repartimos los hides entre los colegas para quemar las tarjetas de memoria con las más de 20.000 grullas que este año pasan el invierno en estas tierras. Un fin de semana soleado casi primaveral, con una luz increíble, tiempo y muchas, muchas aves para fotografiar.

El azar tiró los dados y las grullas desde primeras horas del día decidieron, como si de un ejército disciplinado se tratara, colocarse en el hide opuesto al que nosotros dos teníamos. La escena era para verla y no creerla. 20.000 y la madre que las trajo de grullas colocadas en el extremo de la zona donde están los hides, al lado del primero y cerca del segundo, y ninguna en el que nosotros estábamos. Como si en vez de cebar el entorno con grano, como hicimos la noche anterior, lo hubiéramos hecho con un producto repelente de aves zancudas.

Así fue casi todo el día, hasta que ya cayendo la tarde, el hada se apiadó de nosotros y un pequeño grupo de grullas se acercó indolente por el lateral donde está una pequeña charca rodeada de altas gramíneas secas.



Las aves se dejaron mecer por la suave brisa que se levantaba entre el siseo de la hierba seca, tomando los últimos rayos de sol del día.
Sin prisa, adormiladas por el calor invernal buscaban algo para cenar.



Poco a poco se fueron levantando con la intención de bajar a la charca que se había deshelado con el sol del mediodía.



El agua fría de la charca las despabiló y saciaron la sed a última hora con el sol escondiéndose entre los montes del horizonte.





Con la luz anaranjada del día que se acababa todo el tropel del pequeño grupo empezó a despegar entre el trompeteo y la excitación del bando que ya pasaba por encima de nuestras cabezas.



Un beso y un abrazote para Mari Ángeles, Javier Sanz, Javier López y Quique Navarro que fueron nuestros compañeros de aventuras en este inolvidable fin de semana.

Esperamos que os haya gustado amigos, y muchas gracias por vuestros comentarios.

Hasta la próxima.

19 comentarios:

  1. Enhorabuena por las fotos, el que la sigue la consigue!

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Excelente reportaje y magníficas fotos.
    Me alegro de que al final la suerte se volviera de vuestra parte y finalmente se acercaran a vosotros para dar tan buena cuenta de ellas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Excelente colección de fotones habeis conseguido.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Bellísimas imágenes las que mostrais, un reportaje excelente, enhorabuena !!!

    ResponderEliminar
  5. Hola Lourdes y Jesús!!, preciosas..., precisamente la semana pasada también las estuve viendo pero de muy lejos, en la Janda, saqué fotos pero todas de lejos pues allí son más desconfiadas, a ver si hago un entradita para que lo veáis... Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Bueno, la espera y la paciencia merecieron la pena viendo los resultados.
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Sin palabras me quedo...unas fotos impresionantes y un relato que nos lleva al lugar y el momento en que hicisteis estas super-fotos.Gracias por compartirlo.
    Saludos pareja.

    ResponderEliminar
  8. Que recuerdos nos trae; estuvimos nosotros en los hides cuando aún no había nacido lo digital. Menudo palo de hide, metido todo el día en un espacio tan reducido, pero eso es una constante en esta afición :-). Estupendas imágenes como siempre.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. una pasada de fotos enhorabuena y a seguir Pepe

    ResponderEliminar
  10. Que fotos,expresan lo bonita que es la natura enhorabuena por el trabajo
    Saludos

    ResponderEliminar
  11. Que os vamos a contar que no os hayan dicho ya...jaja. Al final la madre naturaleza hizo justicia y os acabo premiando con creces. Las imágenes son increibles, con una nitidez y unos colores extraordinarios además de una luz muy cuidada. Enhorabuena por la entrada y el trabajo realizado.
    Saludos pareja

    ResponderEliminar
  12. bueno bueno menuda pasada.. Jesus decirte que la nutria esta otra vez por aqui......ajajajaj besoooos

    ResponderEliminar
  13. Wonderfull pictures of this wonderfull bird!

    ResponderEliminar
  14. Una autentica delicia el reportaje.
    El color dorado de la vegetación y casi uniforme, no hace más que resaltar la belleza de estas aves tan elegantes.

    Me encanta la foto en la que las tres se predisponen a bajar al humedal.

    Saludos
    Miguel

    ResponderEliminar
  15. Unas fotos envidiables, con unos fondos dorados precioso.Esta vez el hada madrina os acompaño trayendo ha estas grullas a beber a la charca. Felicidades amigos. Un saludo desde Extremadura.

    ResponderEliminar
  16. Muy buen reportaje....Me encantan....Un saludo desde la Costa de Granada...

    ResponderEliminar
  17. Fantástico este trabalho, a pose das aves a cor da natureza, tudo esta perfeito. Agradeço o vosso tempo e profissionalismo bem como a boa vontade e espírito de aventura.
    Abraço

    ResponderEliminar
  18. Pedazo de blog y sobre todo pedazo de entrada la de las grullas. Una calidad tremenda en las fotos con unas luces bárbaras. Un abrazo a los dos y os tengo fichados

    ResponderEliminar